Recetas

TARTA ÁRABE

By 02/10/2019 No Comments

Hola, Cookers. Bienvenidos a mi cocina.

En este post os quiero contar cómo hacer una de las tartas más demandadas para bodas de un tiempo a esta parte: la tarta árabe. La verdad es que se la conoce por varios nombres (tarta brick, milhojas, tarta de obleas…). No importa el nombre que le pongamos, la cuestión es que esta tarta es excepcional y está riquísima. Además, como es una tarta más bien ligera es ideal para después de una comilona, porque siempre queda un hueco para el postre pero mejor si no es muy pesado.

Otro aspecto bueno de esta receta es que el relleno se puede hacer de muchos ingredientes distintos. Aquí vamos a explicar la receta con mascarpone y frutos rojos, pero se le puede poner crema pastelera con nata y frutas a vuestra elección, con crema de dulce de leche, con crema de castañas… ¡Las opciones son ilimitadas!

¿Estamos listos para preparar el rey de los postres de bodas?

¿Qué vamos a necesitar?

  • 1 paquete de hojas de pasta brick (8 hojas)
  • Aceite de girasol
  • 400 g de mascarpone
  • 200 g de nata para montar
  • 4 yemas de huevo
  • ¼ de una clara de huevo
  • 100 g de azúcar glas
  • 250 g de azúcar
  • 200 g de almendras laminadas
  • Frutos rojos:
    • Fresas
    • Frambuesas
    • Moras
    • Arándanos

Pasta brick

Paso 1

Calentar el aceite de girasol en una olla o sartén muy ancha donde quepan las hojas extendidas (tipo paellera).

NOTA: Usamos aceite de girasol porque el sabor es más suave que el del aceite de oliva. Pero si preferís, podéis utilizar un aceite de oliva suave.

Paso 2

Freímos las hojas bien de una en una, bien de dos en dos porque al montar la tarta van a ir colocadas de dos en dos.

Al freírlas se van hinchando de aire, así que os aconsejo que las vayáis aplastando para que se frían bien por el centro. Cuando estén doraditas (no las hagáis demasiado porque pueden quedar un poco rancias) las vamos sacando y poniendo en papel absorbente de cocina. Montamos así una montañita de papel absorbente, hojas, papel absorbente, hojas, etc., así hasta llegar a 8.

Las hojas se pueden freír un día antes, siempre y cuando no haya mucha humedad en el ambiente que pueda estropearlas.

El relleno

Preparamos ahora el relleno, empezando por montar la nata.

Paso 1

Ponemos la nata y el azúcar en una batidora para montar nata o en la Thermomix (con las varillas de mariposa) y montamos la nata.

NOTA: Si tanto la nata como el recipiente donde vamos a batir la nata están fríos, se monta mejor la nata.

Paso 2

Ponemos el queso mascarpone en un bol, y lo removemos con unas varillas.

Paso 3

Le echamos al mascarpone las 4 yemas de huevo y seguimos removiendo con las varillas.

NOTA: Reservamos un poco de clara de huevo para hacer las almendras garrapiñadas. El resto de claras lo podemos utilizar para otra receta, por ejemplo, para hacer una tortilla.

Paso 4

Por último, añadimos la nata y movemos con movimientos envolventes para que no se baje la nata.

Paso 5

Metemos en la nevera tapando el bol.

El relleno también se puede preparar el día de antes.

 

Almendras garrapiñadas

Paso 1

Mezclamos el azúcar glas con un poco de clara de huevo. Tiene que quedar una mezcla blanca no muy líquida.

Paso 2

Mezclamos con las almendras laminadas y ponemos la mezcla extendida en una bandeja de horno con una hoja de silicona antiadherente (o Silpat) y horneamos a 160 ºC durante 10 o 15 minutos.

Paso 3

Cuando estén doraditas, sacamos las almendras del horno y las dejamos enfriar.

Paso 4

Para montar la tarta, trocearemos las almendras con las manos.

Las almendras garrapiñadas podéis tenerlas también listas con antelación. Es más, podéis utilizarlas para otras recetas o incluso montar el postre con los ingredientes que hemos preparado sin las hojas de pasta brick.

 

Frutos rojos

Vamos a lavar la fruta y a cortar las fresas, porque el resto de frutos rojos podemos ponerlos enteros.

 

Presentación

Es muy importante que tengáis en cuenta que, si bien todas las elaboraciones se pueden hacer el día de antes, la tarta tiene que montarse poco antes de que se vaya a comer. Si la montamos y la dejamos reposar, se va a bajar enseguida y pierde toda la gracia.

Paso 1

Para presentar la tarta elegimos una fuente redonda donde quepan bien las hojas de pasta Ponemos en la base un poco de la crema de mascarpone para que no se resbale la tarta y, a continuación, ponemos dos hojas de pasta brick.

Paso 2

Ponemos ahora un montón de crema de mascarpone en medio, añadimos frutos rojos y no extendemos demasiado.

NOTA: Queremos que la tarta sea alta, así que no la aplastéis mucho. Al cortar la tarta se reparte la crema por todas partes, así que no os preocupéis.

Paso 3

Alternamos dos hojas brick con la crema y la fruta hasta acabar con las 8 hojas.

Paso 4

Ahora ponemos un montón de almendras desmenuzadas por encima y espolvoreamos con azúcar glas para decorar.

Tarta lista para servir. Es una receta sencilla que resulta en una tarta espectacular con categoría de postre de boda. ¿Podemos pedir más?

Espero que os guste mucho y que innovéis con otros ingredientes, pero… ¡No os olvidéis de contármelo! Y recordad que la mejor receta en la cocina es compartir y disfrutar.

Leave a Reply