RISOTTO CON COLIFLOR Y TRIGUEROS

Hola, Cookers. Bienvenidos a mi cocina.

¿A quién no le gusta la comida italiana? Este país tiene una gastronomía fantástica.

Hoy vamos a preparar una receta de risotto con espárragos trigueros y coliflor.

Como ya sabréis, el risotto es una comida tradicional italiana y, de hecho, es uno de los modos más comunes de cocinar el arroz en Italia. Proviene de la zona noroeste del país (Piamonte, Lombardía, Verona) y su nombre procede de la palabra arroz en italiano (“riso”).

 

¡Es una de mis recetas italianas favoritas!

 

  • 30 g de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • 2 cebollas medianas
  • 2 dientes de ajo
  • Una rama de tomillo fresco
  • 1 limón
  • 500 g de arroz para risotto
  • 300 g de coliflor
  • 1 manojo de espárragos verdes frescos
  • 200 g de vino blanco seco
  • 2 litros de caldo de verduras
  • 40 g de parmesano rallado
  • 60 g de queso gorgonzola
  • 10 g de estragón
  • Sal
  • Pimienta negra

 

MODO DE HACERLO

Paso 1

Primero vamos a picar en nuestra tabla verde la cebolla que va a ser la base de nuestro risotto. Tiene que estar picada muy finita para que luego en boca no resalte más que el propio arroz.

Ponemos en una olla la mantequilla y un poco de aceite. Ya sabéis que podéis poner solo aceite, o solo mantequilla. Yo, en este caso, prefiero poner mantequilla, porque le da cremosidad al risotto y está en la receta original de este plato italiano, y aceite, porque como ya os he comentado en alguna ocasión, si no la mantequilla sola se calienta demasiado y se quema, quemándose también la verdura.

Dejamos rehogar la cebolla 10 minutos a fuego lento con un poco de sal y un poco de pimienta.

ATENCIÓN: Vigilad bien que no se queme la cebolla, que no queremos que se quede el plato con un tono marrón.

Paso 2

Pelamos parte del limón y añadimos dos tiras de la corteza para que le vaya dando aroma.

ATENCIÓN: El resto de la corteza la vamos a rallar con un rallador fino cuando sirvamos el plato.

Paso 3

Picamos dos dientes de ajo y los añadimos después a la olla.

NOTA: Las verduras tardan más o menos en hacerse dependiendo de su textura. Por este motivo, el orden en que se echan a la olla depende de la textura de cada una.

Paso 4

Preparamos ahora la coliflor que se va a cocinar con el arroz.

NOTA: El arroz que vamos a utilizar es un arroz Arborio, una variedad italiana de arroz de grano corto. También se cultiva en España.

Paso 5

Añadimos el arroz con la coliflor a la olla y le damos vueltas para que se impregne bien de todo lo que había ya en la olla.

Añadimos otro poco de pimienta y de sal.

Paso 6

Vamos ahora con los líquidos. Si bien se puede utilizar un caldo de ave, nosotros preferimos utilizar un caldo de verduras (puedes ver nuestra receta aquí). Así el plato es también apto para vegetarianos (aunque no para veganos porque lleva productos de origen animal).

La cantidad de caldo que tenemos que echar es de entre 3 y 4 veces el volumen que hemos echado de arroz. En este caso sería de 1 litro y medio a 2 litros de caldo.

NOTA: El caldo tiene que estar caliente antes de echarlo a la olla.

Incorporamos primero el vino blanco para darle el aroma al arroz y a la coliflor.

Añadimos el tomillo y dejamos reducir el vino antes de añadir el caldo.

Vamos a echar el caldo en tandas. Echamos una tanda (medio litro, o un cuarto) y dejamos que se absorba, dando vueltas para que no se pegue; echamos la siguiente tanda y dejamos que se absorba; y así sucesivamente.

Dependiendo del arroz admite más o menos cantidad de caldo.

NOTA: Los caldos base no llevan sal al cocinarlos para que luego dependiendo del plato los adaptemos. Así que tendremos que ir añadiendo sal ahora a nuestro gusto.

Paso 7

Mientras se va absorbiendo el caldo, vamos a preparar los espárragos. Con los espárragos le damos otra textura al plato y además le añadimos color, que siempre da alegría a nuestras recetas.

Por un lado, cortamos las puntitas de los espárragos para freírlas.

Por otro lado, cortamos los tallos (apartando las partes duras) y vamos a laminarlos con la mandolina (o con un pelador de patatas) para después freírlos también.

 

Paso 8

Después de que se absorba prácticamente entera la última tanda de caldo (queremos que quede meloso, no seco), apartamos del fuego y echamos el queso gorgonzola y el parmesano. Removemos bien para que se deshaga el queso.

Paso 9

Dejamos reposar el risotto unos minutos. Este paso es muy importante, ¡no os lo saltéis!

 

Paso 10

Mientras reposa el risotto, freímos los espárragos en abundante aceite. Cuando retiramos del aceite les echamos sal al gusto.

NOTA: Cuidado que no se doren los espárragos, que no queremos que se queden marrones.

Paso 11

Picamos un poco de estragón y lo añadimos al risotto.

 

PRESENTACIÓN

 

Lo ideal para el risotto es servirlo en el momento, bien en una fuente grande, bien en raciones individuales.

 

A mí me gusta servirlo ya presentado en el plato con los espárragos por encima y un poco de ralladura de limón y pimienta negra.

 

Il nostro risotto è pronto! Platazo riquísimo con el que vais a dejar a vuestros comensales sin palabras. ¡Probadlo y me contáis! Etiquetadme en vuestras creaciones que sabéis que me encanta. ¡Os leo!

 

Y, como siempre, no olvidéis que la mejor receta en la cocina es compartir y disfrutar.

 

Deja una respuesta

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.

Especial Halloween

Descubre los dulces que hemos elaborado para ti, para un Halloween terroríficamente delicioso