CocinaRecetas

TARTA TATIN DE PIÑA

By 08/01/2020 No Comments

Hola, Cookers. Bienvenidos a mi cocina.

Seguro que habéis oído hablar de la tarta tatin. Según cuenta la tradición, está tarta es el resultado de un accidente en la cocina del Hotel Tatin en Lamotte-Beuvron (Francia). Así, como muchas otras recetas fantásticas que se crearon por error, nace la tarta que os traigo hoy. La historia cuenta que una de las hermanas Tatin (que regentaban el hotel) dejó que se cocinaran demasiado las manzanas para una tarta y, para no desperdiciarlas, pusieron la pasta por encima y la hornearon.

Pues bien, yo os traigo hoy una receta de tarta tatin diferente a la típica. En vez de con manzana la vamos a hacer de piña. Lo genial de esta receta es que se puede hacer de muchas frutas distintas, incluso se puede hacer con verduras o tomate, por ejemplo.

 

Es una receta muy versátil y sencilla. ¡Os va a encantar!

  • 1 piña y media limpia
  • Harina
  • Mantequilla
  • Azúcar
  • Sal
  • Aroma de vainilla
  • Leche
  • Nata
  • 5 huevos
  • Limón

 

MODO DE HACERLO

 

Vamos a acompañar la tarta con un helado de vainilla. Es verdad que venden helados riquísimos ya preparados, pero el helado casero tiene un toque cremoso que no se puede comparar. Así que nosotros vamos a empezar preparando la crema inglesa para el helado.

 

Helado de vainilla

Paso 1

Calentamos 190 g de leche y 190 g de nata en una cazuela.

Paso 2

Vamos a blanquear 80 g de yemas de huevo (unas 4 yemas) con 40 g de azúcar y unas gotitas de aroma de vainilla. Es más fácil si os ayudáis de unas varillas.

Paso 3

Cuando la leche y la nata rompan a hervir, las echamos en el bol donde hemos blanqueado las yemas y mezclamos bien.

Lo volvemos a poner al fuego.

¡Mucho cuidado con que cuaje!, hay que darle vueltas continuamente. Si se os cuaja, tenéis que volver a empezar.

Paso 4

Cuando la mezcla tenga consistencia de salsa, la sacáis del fuego. La ponemos en un bol y lo tapamos con papel transparente hasta llegar al borde de la crema para que no se forme costra. Dejamos que se atempere un poco y después la metemos a enfriar en la nevera.

Paso 5

El helado está más rico recién hecho. Así que, cuando vayamos a consumir la tarta, metemos nuestra crema en la heladera y la dejamos unos 40 minutos (o los minutos que digan las instrucciones de nuestra máquina).

NOTA: Se puede utilizar un robot de cocina para hacer el helado si tiene esa función.

 

Piña caramelizada

Lo ideal para esta tarta es tener una sartén con mango extraíble apta para horno. Así solo utilizamos esa sartén y no ensuciamos más utensilios.

Si no tenéis esta sartén especial, no hay problema. Podéis utilizar una sartén antiadherente normal y luego un molde circular.

Paso 1

Primero, derretimos 80 g de mantequilla a fuego lento en nuestra sartén antiadherente y le añadimos 150 g de azúcar para hacer la base de caramelo.

NOTA: Si le ponemos un chorrito de limón evitamos que se cristalice el azúcar.

Paso 2

Pelamos la piña y la cortamos en gajos alargados.

Paso 3

Añadimos los trozos de piña al azúcar y subimos un poco el fuego. Lo dejamos caramelizar unos 40 minutos.

Paso 4

Colocamos la piña ya caramelizada en nuestro molde y echamos por encima el caramelo. Dejamos enfriar.

Masa quebrada o pasta brisa

La masa quebrada o pasta brisa es un tipo de masa dura que se utilizar para bases de tartas y tartaletas tanto dulces como saladas. Como seguro sabréis, la pasta brisa se puede comprar también ya hecha y, para sacaros de un apuro, está fenomenal. Pero ya sabéis que nosotros lo hacemos todo casero, así que aquí va nuestra receta.

En este caso, voy a preparar la masa a mano, pero si tenéis un robot de cocina podéis utilizarlo. Lo importante es que esta masa no se puede mover demasiado porque si se amasa demasiado coge elasticidad y al meterla en el horno se encoge.

Otro dato importante es que hay que dejar enfriar la masa en la nevera mínimo unos 40 minutos porque si la intentamos estirar recién hecha es un desastre.

Paso 1

Mezclamos 150 g de harina con 75 g de mantequilla. Ayúdate de una cuerna para amasar.

Paso 2

En el centro de la mezcla añadimos 1 huevo, 30 g de azúcar, una pizca de sal y una cucharada sopera de agua.

Mezclamos de fuera para dentro.

Paso 3

Envolvemos la masa en papel transparente y la metemos en la nevera para enfriar durante unos 40 minutos.

 

Montamos la tarta

Vamos a precalentar el horno a 180 ºC, modo aire.

Paso 1

Con la ayuda de harina y un rodillo vamos a estirar la masa. No tiene que quedar muy fina.

Paso 2

Ponemos la masa por encima de la piña, envolviéndola bien.

Paso 3

Metemos la tarta en el horno y la dejamos hornear unos 30 o 40 minutos, hasta que la masa esté dorada.

NOTA: Si se hace la masa en el horno por separado de la piña quedará más crujiente y podemos montar después la tarta con la piña encima.

 

PRESENTACIÓN

Para desmoldar la tarta podéis ayudaros de un cuchillo con punta redonda, no de sierra. No queremos rasgar, solo separar la masa del molde. Cuando hemos pasado el cuchillo, si al mover el molde la tarta se mueve, podemos desmoldar fácilmente.

La masa tiene que quedar en la parte de abajo y la piña por encima.

Os recomiendo que sirváis la tarta caliente con el helado recién hecho por encima. Al ser casero y estar recién hecho el helado estará cremoso.

¡Tarta lista! Está riquísima. ¿Os ha gustado la versión de tarta tatin?

Contadme si la hacéis en casa y etiquetadme en vuestras redes para que vea el resultado.

 

Y, como siempre, no olvidéis que la mejor receta en la cocina es compartir y disfrutar.

Leave a Reply