CocinaRecetas

10 RECETAS CON BRÓCOLI Y CALABAZA

By 20/07/2019 julio 25th, 2019 No Comments

A la hora de plantearnos comer de una manera más sana y equilibrada lo primero que se nos pasa por la cabeza es incluir más variedad de verduras en nuestra dieta. Sin embargo, cuando llega el momento de ponernos a cocinar no se nos ocurren recetas apetecibles, versátiles o para poder dar a los niños ¡Incluir más verduras en nuestra dieta no significa que nuestras recetas sean aburridas! Es por ello que en este post te voy a enseñar varias recetas, muy atractivas y versátiles.

En estas recetas he resaltado dos INGREDIENTES el brócoli y la calabaza. Estos dos alimentos tienen un gran potencial además de contar con grandes beneficios para nuestra salud ¿Sabías que el brócoli es una de las verduras con más propiedades preventivas contra el cáncer? Es una gran fuente de vitamina C, de ácido fólico y también de vitamina A, y todo ello aportando un bajo nivel de calorías. Entre sus nutrientes contiene sulforafano, que protege contra las células precancerosas.

La calabaza no se queda atrás, esta hortaliza presenta altos niveles de betacaroteno, vitamina C y licopeno (un pigmento antioxidante que también se contiene en el tomate). Además de lo anterior es una gran fuente de potasio, fósforo, magnesio, hierro y zinc.

En definitiva, tanto el brócoli como la calabaza forman parte de los alimentos medicinales de nuestra huerta ¡y se pueden conseguir durante todo el año! Vamos a comenzar con algunas recetas que se pueden preparar fácilmente en casa.

1- Arroz de brócoli

El arroz de brócoli, también llamado “brocolirroz” es una receta que se ha hecho muy famosa por las redes sociales últimamente. Se trata de una receta muy fácil de hacer, no necesitas muchos ingredientes, y es deliciosa.

INGREDIENTES

  • 1 brócoli
  • ½ cebolla
  • Ajo
  • 1 zanahoria
  • ½ calabacín
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

ELABORACIÓN

  1. Lavar y cortar el brócoli en trozos medianos.
  2. Colocamos el brócoli en un procesador de alimentos o por un rallador y lo trituramos bien hasta que quede picado muy finamente. Por separado, pelamos y cocemos una zanahoria.
  3. En una sartén calentamos el aceite de oliva y, una vez esté caliente, sofreímos la cebolla con el ajo (al gusto). Añadimos el calabacín cortado en cuadrados pequeños. Damos unas vueltas hasta que los ingredientes cojan un poco de color.
  4. Agregamos el brócoli triturado y la zanahoria cocida, picada en trocitos. Removemos bien todos los ingredientes durante unos 10 minutos.
  5. Sazonamos la mezcla con sal y pimienta. Podéis añadir otras especias si queréis: orégano, comino, cúrcuma…

¡Y ya está listo! Espero que disfrutéis de esta receta tan sencilla y deliciosa.

2- Crema de calabaza

La crema de calabaza es un clásico que enamora a grandes y pequeños y, sobre todo, no puede faltar en tu repertorio de cocina. Esta receta de crema de calabaza es muy sencilla y rápida de elaborar. Si utilizas una olla exprés para cocer los alimentos, el tiempo se reduce a la mitad.

INGREDIENTES

  • 900 gramos de calabaza (un trozo grande de calabaza)
  • 1 cebolla
  • ½ puerro
  • 1 patata
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Nata, leche entera o leche evaporada (opcional, para añadir cremosidad)

ELABORACIÓN

  1. Pelamos todos los ingredientes y los lavamos bien. Tenemos que tener cuidado al pelar la calabaza ya que su piel es más gruesa. Una vez pelada, la partimos y le quitamos la pulpa y las pepitas.
  2. Picamos los demás ingredientes en trozos pequeños: la cebolla, el puerro y la patata.
  3. En una olla calentamos el aceite de oliva. Una vez que esté calentito añadimos el puerro en primer lugar, cuando haya cogido un poco de color, añadimos la cebolla. Removemos bien y cuando ambos ingredientes hayan cogido un poco de color, añadimos los trozos de calabaza. Removemos bien dejando que la calabaza se impregne bien de los aromas del resto de ingredientes. Por último, añadimos la patata y removemos bien. Cuando ya estén todos los ingredientes en la olla, añadimos una cucharada de sal y pimienta al gusto.
  4. Removemos bien todos los ingredientes y añadimos agua hasta cubrir la mezcla.
  5. Dejamos que cuezan todos los ingredientes. Podéis utilizar una olla exprés para ahorrar tiempo en este paso. Seguid las indicaciones del fabricante si utilizáis una olla exprés. En caso de que utilicéis una olla normal, cocer a fuego medio hasta que los ingredientes estén blanditos (de 30 a 60 minutos).
  6. Cuando ya tengamos nuestros ingredientes cocidos, los trituramos con un procesador de alimentos o con una batidora. Esta receta es muy cremosa, no obstante, si queremos añadirle un toque extra de cremosidad le podemos añadir un chorrito de nata, leche entera o leche evaporada.

¡Y ya está listo! Espero que disfrutéis de esta deliciosa receta.

3- Risotto de calabaza y queso parmesano

Esta receta es muy sencilla y rápida de elaborar a la vez que deliciosa.

INGREDIENTES

  • 200 g de arroz
  • 200 g de calabaza
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Queso parmesano (también vale cualquier otro tipo de queso viejo con sabor intenso). Añadir cantidad al gusto.
  • Un vasito de vino blanco
  • Caldo de verduras o de pollo (aproximadamente 1 litro, aunque lo controlaremos a ojo)
  • Aceite de oliva y sal y pimienta
  • Opcional: mantequilla, albahaca fresca

ELABORACIÓN

  1. Ponemos a calentar el caldo de verduras en un cazo.
  2. Cortamos la cebolla en cuadraditos pequeños, pelamos la calabaza y la cortamos igual que la cebolla. Añadimos el aceite de oliva en una sartén y pochamos la cebolla. Cuando esté casi lista añadimos el ajo laminado y también la calabaza. Cocinamos hasta que la calabaza se ablande. Para comprobarlo, la podemos pinchar con un tenedor.
  3. Una vez que la calabaza esté blandita añadimos el arroz con una pizca de sal y removemos bien hasta que el arroz coja un poquito de color.
  4. Cuando veamos que el arroz ha cambiado de color añadimos el vino y dejamos que el alcohol se evapore.
  5. Una vez el alcohol se haya evaporado vamos a ir añadiendo poquito a poco el caldo (podéis utilizar una cuchara sopera o un cazo). Iremos añadiendo el caldo en varias tandas, hasta que no se haya consumido el caldo, no volvemos a echar una nueva cucharada. Este es el truco para que el arroz quede muy cremoso.
  6. Cuando ya esté cocinado, apartamos del fuego y añadimos el queso. Si queremos podemos añadir un poco de mantequilla también, para que le de más brillo. También podemos decorar con un poco de albahaca.

¡Y ya puedes disfrutar de este riquísimo arroz!

4- Tortitas de brócoli y queso fundido

Esta receta es ideal para que niños y adultos incluyan el brócoli en su dieta. Es una receta muy sencilla que te puede ayudar cuando te quedes sin ideas para la cena.

INGREDIENTES

  • 250 g de brócoli
  • 1 huevo
  • Queso cheddar (o el que prefieras)
  • Sal, pimienta y especias al gusto (orégano, comino, curry, cúrcuma…)

A estas tortitas le podemos añadir otros ingredientes que nos gusten como pavo o jamón.

ELABORACIÓN

  1. Trituramos bien el brócoli con una procesadora de alimentos.
  2. Cocinamos el brócoli triturado al vapor.
  3. Una vez cocinado, lo envolvemos con un trapo y escurrimos el exceso de agua.
  4. Mezclamos el brócoli con el huevo, la sal y las especias que más nos gusten.
  5. En una sartén vertemos un poquito de mezcla hasta formar un círculo. Una vez haya cuajado, le damos la vuelta y colocamos el queso por encima para que se funda. Repetimos la operación hasta que se nos acabe la masa.

Podemos montar una torre de tortitas con queso e ir intercalando con otros ingredientes como pavo o jamón.

¡Ya está listo!

Es una receta muy rica, sabrosa y para toda la familia. ¡A disfrutar!

5- Brócoli con arroz basmati y ternera especiada

Con esta receta sorprenderás a tu familia, y si la llevas en un tupper a la oficina, sorprenderás a tus compañeros del trabajo. Se trata de un plato delicioso, muy completo en cuanto a sus nutrientes y fácil de elaborar.

INGREDIENTES

  • 200 g de brócoli
  • 200 g de arroz basmati
  • 200 g de ternera (puede ser cortada en filetes o en tacos)
  • 1 pimiento rojo asado
  • 1 cebolla mediana
  • 1 diente de ajo
  • Sal y pimienta
  • Salsa de soja
  • Aceite de oliva
  • ½ limón

ELABORACIÓN

  1. Cocemos el brócoli en agua con sal. Recordar que en este punto podemos utilizar una olla exprés para agilizar el proceso.
  2. Asamos el pimiento rojo y lo cortamos en tiras o en dados, como prefiramos.
  3. En otra olla cocemos el arroz basmati con sal y una cucharada de aceite. Para cocerlo, seguimos las instrucciones del fabricante. Una vez esté cocido, escurrimos y dejamos enfriar.
  4. Cortamos la ternera en trocitos pequeños y salpimentamos.
  5. Pelamos el ajo y la cebolla y cortamos en láminas finas. Reservamos una mitad de la cebolla cortada.
  6. Calentamos el aceite en una sartén o en un wok. Sofreímos el ajo y la mitad de la cebolla, cuando estén dorados, añadimos la carne y le damos vueltas hasta que se haga por todas partes. Añadimos una cucharada de salsa de soja. Mezclamos todos los ingredientes.
  7. En un cuenco o en un plato hondo ponemos en el fondo el arroz basmati, y encima de este colocamos la mezcla de verduritas y ternera. Después añadimos unos ramilletes de brócoli. Por encima, disponemos las tiras de pimiento rojo asado y la cebolla cruda que hemos apartado.
  8. Ya estaría preparado nuestro plato, si queremos, podemos exprimir el medio limón por encima.

¡Y ya está listo! Este plato es muy equilibrado y aporta todos los nutrientes necesarios para una comida. Además ¡está delicioso!

6- Calabaza rellena de carne

Igual que puedes elaborar berenjena rellena o calabacines rellenos, no debes olvidar que también puedes elaborar calabaza rellena.

INGREDIENTES

  • 1 calabaza mediana.
  • 400 g de carne picada (elige la que más te guste: de ternera, de pollo, de pavo…)
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • ½ vaso de vino tinto
  • Queso rallado
  • Sal, pimienta y especias al gusto (orégano, hierbas provenzales, cúrcuma…)
  • Aceite de oliva

ELABORACIÓN

  1. En primer lugar, preparamos la calabaza. Partimos la calabaza por la mitad, sin pelarla, limpiamos la pulpa y las pepitas del interior. Una vez limpia, la metemos en el horno y la cocemos a 180 grados de 20 a 30 minutos. Debemos comprobar que esté cocida, para ello, la pinchamos con un tenedor.
  2. Cuando la calabaza esté cocida, la sacamos del horno y vaciamos su carne con una cuchara. Reservamos la carne de la calabaza.
  3. A continuación, preparamos el relleno. En una sartén con aceite de oliva pochamos la cebolla con un poco de sal y pimienta. Cuando esté dorada añadimos el pimiento rojo y removemos unos dos minutos. Por último, añadimos la carne picada y salpimentamos al gusto. Removemos bien la mezcla para que la carne se haga por todos los lados. Cuando la carne haya cambiado de color, pero todavía no esté dorada del todo, añadimos el medio vaso de vino tinto y dejamos que reduzca el alcohol. El vino le dará un sabor más intenso a la carne.
  4. Cuando el vino haya reducido, añadimos la calabaza que habíamos apartado y le damos unas cuantas vueltas en la sartén para que todos los ingredientes se integren.
  5. Cogemos las carcasas de la calabaza y rellenamos las mismas con la mezcla de la sartén. Colocamos queso rallado por encima.
  6. Introducimos las dos mitades de calabaza en el horno para gratinar el queso.
  7. Cuando el queso se haya gratinado, ¡ya está lista nuestra receta!

Este plato es muy sabroso y llamativo para los niños, que estarán comiendo verdura sin enterarse.

7- Pizza de brócoli

La pizza nos encanta, de eso no cabe duda, pero a menudo las pizzas y masas de pizza precocinadas contienen harinas refinadas y azúcares innecesarios. Por ello, podemos elaborar fácilmente una base de pizza en casa y con ingredientes distintos y muy saludables como el brócoli. Esta receta es ideal para sustituir esas harinas refinadas y para añadir más verdura a nuestra dieta.

INGREDIENTES

  • 1 brócoli
  • 1 o 2 huevos
  • Sal
  • Especias al gusto: pimienta, orégano, albahaca…
  • Queso rallado
  • Tomates cherry
  • Pavo cocido

ELABORACIÓN

  1. Limpiamos bien el brócoli y lo cortamos en trozos pequeños. Con un procesador de alimentos lo trituramos hasta obtener una textura muy fina.
  2. En un bol añadimos el brócoli triturado, el huevo, la sal y las especias. Removemos bien hasta que consigamos una masa compacta.
  3. En una bandeja para horno colocamos papel vegetal o una hoja de silicona y, encima de esta, estiramos la masa de la pizza de brócoli.
  4. Introducimos la bandeja en el horno y cocinamos unos 10 minutos a 170 grados, hasta que la masa se dore un poco. Primero la hacemos por un lado, después le damos la vuelta y la cocinamos por el otro lado.
  5. Cuando la masa esté lista añadimos por encima los ingredientes que queramos, en mi caso, utilizo queso rallado, tomates cherry y pavo cocido. Los disponemos por encima y metemos en el horno la pizza.
  6. Cuando veamos que la pizza está lista, la sacamos del horno.

¡Y ya está listo! Como puedes comprobar, esta receta no tiene ninguna complicación y es muy sabrosa. Una idea genial para incluir más verduras en nuestra dieta.

8- Canelones de calabaza y carne picada de pollo

Esta receta es ideal para compartir en una comida con amigos, o bien para llevarnos a la oficina. Te sorprenderá lo sabrosos que quedan.

INGREDIENTES

  • Pasta de canelones. La podéis adquirir en cualquier supermercado.
  • Calabaza asada
  • ½ cebolla y ajo
  • Carne picada de pollo (u otra que prefiráis)
  • Queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

ELABORACIÓN

  1. Cortamos la calabaza, la pelamos y limpiamos las pepitas. Asamos la calabaza con un chorrito de aceite, sal y pimienta. Asamos la calabaza a unos 180 grados en el horno, previamente precalentado. Una vez que la calabaza esté lista, la trituramos.
  2. En una sartén con aceite sofreímos la cebolla y el ajo. Añadimos una pizca de sal y pimienta.
  3. Cuando la cebolla y el ajo estén casi listos añadimos la carne picada de pollo. Con fuego fuerte, dejamos que se dore bien por todos los lados.
  4. Cuando la carne esté dorada añadimos la calabaza asada. Añadimos una pizca de sal y pimienta.
  5. Preparamos la pasta de canelones siguiendo las instrucciones del fabricante.
  6. Cuando la pasta esté cocida, la rellenamos con la carne picada mezclada con la calabaza.
  7. Preparamos en una fuente los canelones rellenos. Si os ha sobrado mezcla del relleno podéis añadirla por los lados o por encima. Colocamos queso rallado por encima de los canelones y metemos la fuente en el horno para que el queso se gratine.

¡Y ya está listo!

Esta receta es deliciosa y muy sencilla de elaborar.

9- Sándwich de masa de brócoli

Esta receta consiste en sustituir el pan blanco para sándwich, de toda la vida, por otro elaborado por nosotros, más natural, con menos aditivos artificiales ¡y con brócoli!

INGREDIENTES

Para la masa necesitaremos:

  • 2 huevos
  • 100 g de brócoli
  • 60 g de harina (podéis utilizar la que queráis: de avena, de garbanzos, de arroz, de trigo …)
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de levadura
  • Sal al gusto

Para el relleno podemos utilizar los ingredientes que queramos: jamón de york o jamón serrano, pavo, queso, cebolla, tomate natural, espárragos… ¡cualquier cosa que se nos ocurra!

ELABORACIÓN

  1. Cocemos el brócoli en una olla con agua y sal (podemos utilizar olla exprés). Una vez cocido, lo trituramos.
  2. Añadimos primero el huevo y después el resto de ingredientes. Lo mezclamos todo muy bien.
  3. Una vez que todos los ingredientes estén mezclados, los vertemos en una bandeja para horno y los cocinamos unos 10 minutos en el horno, previamente precalentado a 180 grados.
  4. Sacamos la masa y lo dejamos enfriar.
  5. Cortamos la masa en cuadrados o rectángulos con la medida que deseemos.
  6. Incorporamos el relleno que más nos guste para nuestro sándwich.

¡Y ya está listo! Puedes disfrutar de esta receta tanto en invierno como en verano. Se trata de una opción muy sabrosa para sustituir el pan blanco de sándwich por una versión más sana y equilibrada.

10- Napolitana fácil (sin horno) de calabaza

Esta receta es ideal para niños y adultos, y nos serviría como desayuno, merienda o incluso para cenar.

INGREDIENTES

  • 200 g de calabaza asada
  • 40 g de harina (puedes utilizar la que quieras: de trigo, arroz, espelta, de avena, de garbanzos…)
  • 1 o 2 huevos
  • Queso rallado
  • Pavo, jamón de york o jamón serrano. Podéis añadir el ingrediente que queráis.
  • Sal

ELABORACIÓN

  1. Trituramos la calabaza asada, la harina, los huevos y añadimos una pizca de sal.
  2. Vertemos en una sartén pequeña aproximadamente 1/3 de la masa.
  3. Una vez cuaje, le damos la vuelta y colocamos encima el jamón de york (o lo que le queramos poner) y el queso.
  4. Echamos por encima el resto de la masa y tapamos.
  5. Cuando veamos que la masa ha cuajado bastante, le damos la vuelta y dejamos que se haga por el otro lado sin tapar la sartén.

¡Y ya está listo!

Espero que hayáis comprobado lo fáciles y sabrosas que son estas recetas. Si las cocináis, no olvidéis subir vuestra foto y etiquetarme en mis redes sociales: Instagram y Facebook. ¿Os han parecido sencillas? ¿Les han gustado a vuestros comensales?

Leave a Reply